jueves, 22 de enero de 2015

Nuevo Superior para la Inspectoría Salesiana de las Antillas

(DECOSAL – Santo Domingo) – En el ámbito de las sesiones plenarias del invierno, el Rector Mayor, Don Ángel Fernández Artime, sentido el parecer de su Consejo, ha nombrado nuevo superior para la Inspectoría de Antillas (ANT) al P. Francisco Batista. Desarrollará su misión de animación y gobierno durante el sexenio 2015 – 2021.

El P. Francisco Batista, nació el 26 de agosto de 1953 en La Torre-La Vega, República Dominicana y actualmente es director y párroco en Mao. Hizo su noviciado y primera profesión en La Vega, el 16 de agosto de 1975; su profesión perpetua en Roma el 13 de septiembre de 1981. Ordenado Sacerdote el Santo Domingo el 16 de julio de 1983. Ha tenido diversas responsabilidades en la Inspectoría ANT, como vicario, ecónomo  y director de diversas obras en Jarabacoa, Santo Domingo, La Vega y Mao. En la actualidad hacía parte del Consejo Inspectorial.

lunes, 31 de octubre de 2011

PASO A PASO

A LOS AMIGOS/A S  DE LA BAS

PASO A PASO

Estoy armando el próximo folleto  BAS 2011  que titularé “Paso a paso”  indicando la constancia en la labor bibliotecaria y al mismo tiempo la lentitud en un  sector que debería ser privilegiado.
La constancia aparece en estos números de conjunto:
-         números totales: 72.000, de los cuales 65.000 en el registro de entrada y 7.000 fuera de serie
-         registrados en PROCITE: 29.500 después del 2000, de los cuales 11.000 son dominicanos
-         registrados en MICROISIS: 75.300  analíticas de revistas y libros en compilación
-         registrados  novedades del semestre: 1.000, de los cuales 300 de filosofía y 300 dominicanos
-         metros  lineales de las estanterías 2.000, o sea  uno tras otro suman dos kilómetros…..

Esos números responden a la rutina de cada año- El “Paso a paso” indica también  la lentitud con que se realiza la obra del Santuario del Pensamiento Filosófico Dominicano, del cual  adelanto  una palabra.
A pesar de haberlo tenido como  meta  expresa,  apenas  ha crecido en 50 unidades y me quedan unos 160 títulos para una tercera ronda. La cosa se originó  en el 1992 quedando fijada  con la publicación de BIBIFO (Bibliografía Filosófica Dominicana,  1900-1990 en 1994 en Tlaquepaque). De entonces para acá, en unos veinte años, se ha conseguido desorganizadamente algo de lo previsto.
En esta ocasión me he metido de lleno  revisando lo que hay en la BAS (a) y visitando,  en vistas a posibles adquisiciones,  el  Archivo General de la Nación(b), la Biblioteca Nacional PHU (c), las bibliotecas de Intec (d), Unphu (e) y la Uasd (f). Queda mucho   de lo viejo por conseguir. A eso me refiero cuando hablo delentitud, que no es silenciamiento ni abandono.
Espero pueda interesarles esta breve información. Clamo por difundirla y por apoyo para  encuadernar lo que se va consiguiendo. Hasta pronto. Gracias.

P. Jesús Hernández sdb
Director de la BAS

martes, 11 de octubre de 2011

Discurso de graduación IATESA

Por Ana Julia Perez

Distinguido padre Julio Soto, Padre Victor Pichardo, inspector Salesiano de las Antillas, Lida. Iluminada Rosario, Directora Regional de educación  de la Vega, Doctora Biviana Brito, Directora del distrito nacional 06-05, Lida. Arelis Rodríguez, Directora ejecutiva de la fundación FALCONDO, padre Juan Francisco Tejada, director general del IATESA, lic. Silvestre Cruz, director docente, distinguidos maestros, compañeros graduandos, familias invitadas. MUY BUENAS NOCHES!

Algunos días  atrás me senté  concentrada  en una silla y frente a mí, una hoja en blanco,  esperando  que en ella plasmara las palabras adecuadas para dirigírselas a las personas que la noche del 8 de octubre  se encontrarían presenciando esta  graduación en el teatro del IATESA.

No es tan fácil  encontrar las palabras adecuadas cuando se está  invadido por una tormenta de ideas…viendo que no llegaban a mí esas palabras pedí a Dios que fuera él quien las pusiera en mi mente. Hoy, soy solo su instrumento.

Esta noche nuestros rostros dicen más de lo que las palabras podrían expresar, hay un ¨no se que¨, que nos impulsa más que nunca a vivir, a soñar, a gritar a vivas voces: ¨LO LOGRAMOS¨.  
Hace algunos años ya, cuando ingresamos por primera vez a este instituto, cada uno, con un objetivo y una expectativa diferente y única, conocimos a esas personas que hoy consideramos nuestros mejores amigos, conocimos a nuestros profesores y decidimos arriesgarnos a llegar victoriosos hasta el final. Al aumentar cada  grado, también aumento nuestra forma de percibir las cosas, y a pasos cortos pero esperanzados  fuimos formándonos en una madurez que hoy vemos florecer en todo su esplendor. En el transcurso hasta la meta encontramos tropiezos  que más que todo, nos hicieron  levantar los pies… y a pesar de que muchas veces sentimos los deseos de tirar la toalla y rendirnos a mitad del camino, buscamos la fuerza para levantarnos con ímpetu y continuar nuevamente la marcha… CADA UNO DE NOSOTROS, AMIGOS MIOS,  SOMOS PROTAGONISTAS DE ESTA HISTORIA, EN DONDE LA NOCHE DE HOY  ACTUAMOS PARA SUPUESTO FINAL, UN FINAL QUE NO ES MAS QUE LA TRANSICION HACIA EL COMIENZO DE UNA NUEVA ETAPA DE NUESTRA PROPIA VIDA.

Viéndolos desde aquí viene a  la memoria todas aquellas personas que no se encuentran compartiendo este triunfo con nosotros, esas personas que en alguna parada del autobús de nuestra vida se fueron desmontando con sus maletas, unas por votos de obediencia y otras por falta de la perseverancia que a nosotros nos  sobro. Como olvidar  las ocurrencias de Faña y sus 2000 pesos de la vergüenza, o la sonrisa a carjadas de nuestro querido Padre Osmin y es que solo el que lo conoció sabe que miento, la serenidad y ternura de nuestro apreciado Padre Julio Soto que con su frase: ¨nadar contra corriente¨, inculco en nosotros  el reto de marcar una diferencia, la teacher  y su clase integral de inglés y formación humana y psicológica, Ydeana quien nos enseñó  el valor de encerrar en círculos y no subrayar la respuesta correcta cuando era lo primero que se pedía, Katherina,  una maestra que siempre la recordaremos por su carácter fuerte y por su temple, Aslini Brito, Padre Daniel y otros de quienes nos faltaría tiempo para no hacer estas palabras muy largas.
Este éxito,  tiene un poco de cada uno de ellos, un poco de algún consejo motivándonos a seguir adelante y un tanto de algún otro impulsándonos  a  detenernos cuando íbamos por un camino desviado. Nuestro éxito también forma parte de las personas que continuaron con nosotros hasta lograr esta meta, nuestros profesores, que mas que desmontarse de nuestro autobús, están aquí viendo como nos desmontamos nosotros, asegurándose que  aun, en el ultimo día demos lo mejor.

Hoy en nombre de mis compañeros quiero  agradecer  a aquellos maestros que sacaron un poquito de su tiempo para decirnos ¨dígame,¿ que me le pasa?¨ , a aquellos profesores exigentes que buscaron siempre  sacar lo mejor de nosotros, a los que dieron oportunidades para que no se nos quedaran materias y a los que nos publicaron 68 para no pasarnos, gracias a ellos también porque inculcaron en nosotros hacer un esfuerzo para conseguir  las cosas. Porque incluso en el diccionario,   se encuentra primero la palabra ¨esfuerzo¨ que ¨éxito¨.
Teófilo Cáceres , Wandy Adames, Odalis Mora, Eduard Mejía , Marino Fernández, Mario Duran, Miguel Ángel Mateo, Marlon Jerónimo,  Wady Ciprian, Yakeily Toribio, Nadia Abreu, Valdera, Cordero, Julio Devora, Pablo, Alexis , a ustedes maestros , que se sientan a presenciar este logro, muchas gracias por estar aquí.

Verdaderamente nos sentimos muy orgullosos del logro que con ayuda de todos los aquí presentes hemos logrado,  un éxito que en primer instancia se lo debemos a Dios, quien nos ha puesto en estas togas, verdes, amarillas, azules y rojas. Como símbolo de esperanza, felicidad, inteligencia y pasión. En segunda instancia a nuestro Instituto Agronómico y Técnico Salesiano y sus educadores, que pusieron en nuestras manos su conocimiento, paciencia y tiempo. A nuestros padres y tutores logrando que este sueño, fuera en esta noche una realidad. Y en el último lugar a cada uno de  nosotros que para entregar los trabajos, no teníamos hora para dormir. ESTE ÉXITO ES DE TODOS NOSOTROS.

¿Y qué decirles a ustedes mis inolvidables compañeros de 4 largos años, que decirles que no sepan  ya? En esta noche me siento gota formando  rio con ustedes, siento que más que un titulo nos entregan la llave de nuestra futuro, la llave que abre la puerta de nuestros sueños, los sueños de unos jóvenes que serán los  informáticos, electrónicos, agrónomos, mecánicos, ingenieros, maestros, abogados, psicólogos, odontólogos, médicos, empresarios de un mañana no muy lejano… futuros profesionales, capacitados y preparados para enfrentar un nuevo reto: no hacer lo que quieran sino hacer lo que hay que hacer con amor y dedicación.  Hoy  se va una generación impetuosa y trabajadora, de alumnos entregados que supieron hacer un derroche inteligente de energía y de talento, derroche que ha sido esencial para el crecimiento de nuestra institución.
Ayer  éramos apenas unos niños teníamos una idea poco clara de lo que queríamos en la vida. Nosotros, los de entonces —como escribió Pablo Neruda— ya no somos los mismos. Hoy debemos reconocer que hemos crecido y que —sin duda— estamos más cerca de todo eso que nos interesa ser. Por eso hoy quiero invitarles a celebrar, a reír sin miedos, a disponernos a cambiar el mundo, a no perder nunca la fe en Dios, a no conformarse,  tenemos las herramientas necesarias para enfrentar  los retos  que nos esperan, dejemos que cuando por fin digamos: ¨hasta luego¨, estas lágrimas invisibles transformadas en palabras caigan libremente, esta noche  se lo merece todo.
Compañeros míos, ha llegado la hora, al concluir este discurso y con una sensación de satisfacción y nostalgia a la vez, saldremos por la puerta grande con esa felicidad que nos caracteriza, con la frente elevada, con optimismo en el alma, con el compromiso de caminar siempre por el camino correcto  y hacia la excelencia, dispuestos a pensar alto, sentir profundo y actuar claro, listos para romper puertas con los puños con tal de cumplir con nuestros sueños. Tomando en cuenta las sabias palabras del famoso escritor Paulo Coelho:
¨el mundo está en las manos de aquellos,  que tienen el coraje de soñar,  y correr el riesgo,  de vivir sus sueños¨
Enhorabuena, Felicidades, Que Dios les bendiga, Y muchas gracias.

Los diez mandamientos de Steve Jobs para los emprendedores


1.- Hacer lo que nos apasiona

La vida es corta, eso lo escuchamos y lo repetimos constantemente, pero es poco lo que en realidad lo aplicamos… ¿Cuántas veces nos hemos sentido “atrapados” en trabajos que no nos aportan nada más que un sueldo (a veces que no da ni para vivir)? Si tienes que pelear contigo mismo cada mañana para levantarte de la cama e ir a la oficina, puede que tengas un problema, y no de pereza precisamente.

“La única forma de hacer bien un trabajo es amando lo que haces. Si todavía no lo has encontrado, sigue buscando. No desesperes. Como en el amor, sabrás cuando lo has encontrado”, decía Jobs en el discurso de Stanford.

Así que si te sorprendes varias veces al día mirando el reloj y contando las horas de salir de la oficina… También estás en problemas. Cuando las cosas nos motivan, cuando nos apasionamos con algo, el tiempo se pasa volando, y trabajar da un gusto y satisfacción tan grandes que son como una gasolina que nos renueva de energía hora tras hora y día tras día.

Entonces, si la vida es tan corta como sabemos que es, ¿vas a desperdiciarla trabajando en algo que no te llena? Todos tenemos que comer y que pagar el lugar donde vivimos, pero mientras tienes que trabajar en algo que no te llena, no dejes de soñar en lo que realmente quieres hacer y cuando lo sepas, cuando tengas clara tu idea, déjalo todo y dedícate a ella: Steve Jobs dejó la Universidad y se dedicó a lo que quería. Mark Zuckerberg hizo lo propio y así un montón de casos.

Atención: No se trata de que los lectores de Fayerwayer dejen los estudios, se trata de que estudien o trabajen en lo que realmente les apasione. Cuando lo tengas claro, pon toda tu energía en alcanzarlo: Lo peor que te puede pasar es que fracases, y tengas que buscar otro trabajo malpagado para pagar las cuentas y las deudas mientras sigues soñando y lo vuelves a intentar. La clave: No perder la ilusión.


2.- Seguir a tu intuición

En el discurso que dio Steve Jobs en la Universidad de Stanford, en junio de 2005, recordó que al dejar la carrera, como ya no tenía que asistir a las clases obligatorias, se decidió a tomar un curso de caligrafía en Reed College, que según dijo ofrecía entonces “la mejor instrucción en caligrafía del país”. Si bien no tenía una utilidad práctica de momento, no le era útil para producir dinero, era algo que le apasionaba… Lo hizo y lo disfrutó.

Diez años después, cuando estaba diseñando el primer ordenador Macintosh, Jobs dijo que “todo tuvo sentido” para él: “Todo lo diseñamos en el Mac. Fue el primer ordenador con una bella tipografía”. Seguir sus instintos le dio un conocimiento que luego aplicó y se convirtió en uno de sus valores diferenciales.

Una clave más para los emprendedores: Haz las cosas que te gustan, aunque de momento no sepas porqué te atraen. No sabes si unas clases de cocina que hoy ves como un hobby, en unos años te darán la clave de tu emprendimiento. Además, en mi particular forma de verlo, las actividades de corte artístico y que estimulen la creatividad siempre deben ser bienvenidas, aunque lo tuyo sea psarte la vida echando códigos. No te cortes las alas: Sigue tu intuición.


3.- Investigar, observar, investigar…

La investigación es fundamental para emprender: Debes aprender del sector en el que te quieres mover, detectar a la competencia y estudiarla, comprender al mercado para poder dirigirte a él de la mejor manera. Si tienes una idea de emprendimiento en mente es fundamental que detectes a la competencia, que la investigues, que veas como hace las cosas, en qué acierta y en qué se equivoca.

Cuentan que a la hora de diseñar los folletos comerciales de Apple, Jobs estudió en detalle el uso que Sony hacía de los tipos de letra, la maquetación y el papel con un peso determinado. Además, cuando llegó el momento de diseñar la caja de cartón para el primer Mac, estuvo paseando por el aparcamiento de Apple fijándose con atención en las carrocerías de los automóviles alemanes e italianos.

“Puedes preguntarle a los clientes qué es lo que quieren y después intentar dárselo. Para cuando lo tengas construído, ellos querrán algo nuevo”, decía Jobs.

La observación es fundamental para los emprendedores: Te da una visión privilegiada del entorno que te permite detectar necesidades de mercado que están adormecidas, que la gente ni siquiera sabe que tiene… He ahí una de las enseñanzas de Jobs: ¿Cuántos necesitábamos iPad? Ahora las tablets son parte fundamental de nuestro equipamiento tecnológico.


4.- Fichar a los mejores

Un tema importantísimo para los emprendedores: La selección de su equipo de trabajo. Jobs siempre se preocupaba por reclutar a los mejores: Contrató al arquitecto Ieoh Ming Pei para que diseñara el logotipo de NeXT y reclutó a Mickey Drexler, de Gap, para que formara parte del consejo de administración de Apple con vistas al lanzamiento de la cadena de tiendas de la compañía.

Este consejo es necesariamente útil cuando comenzamos un emprendimiento, y esto lo digo por experiencia propia: Un emprendedor no puede (ni tiene porqué) saber de todo. Si bien es necesario que conozcamos el mundo en el que nos vamos a meter, sea éste el tecnológico, el de la restauración, o el de los transportes, es prácticamente imposible que dominemos todas las áreas.

He ahí la importancia de hacer asociaciones estratégicas, donde si tu fuerte es la tecnología, busques a alguien que sepa de marketing y ventas, y te ayude a posicionar tu producto o a “pescar” a los clientes, por ejemplo.


5.-Mantener una plantilla reducida

En una oportunidad en la que hablaba de los comienzos de Macintosh, Jobs recordó que la plantilla de empleados era de cien personas: Si requería contratar a un trabajador, antes despedía a otro. ¿La razón? Decía que sólo podía acordarse de cien nombres, así que manejaba la plantilla en ese número para tener una mejor relación con cada uno de los trabajadores con que contaba.

Obviamente cuando la empresa despegó, el número de trabajadores creció, pero mientras, es una buena idea la de mantener una plantilla limitada: Sin duda da al empresario la posibilidad de tener una relación más cercana con sus empleados, y por ende, hacerlos sentir parte del proyecto, seducirlos con la idea que mueve el negocio, comprometerlos con los resultados.

En el caso de los emprendedores esto es un error común: He conocido casos de quienes se endeudan para contratar personal y crean de la nada una plantilla (y una nómina que pagar) sin que el proyecto aún camine y produzca beneficios para pagar esos costes…

En otros casos, al no tener el presupuesto para contratar, pues se nos ocurre la “brillante idea” de ir por la vida reclutando a amigos y familiares, que sentimos saben más que nosotros de determinadas actividades, les contamos la idea, los entusiasmamos, los enamoramos y los montamos en el barco. ¡Cuidado! Hay que saber apoyarse en quiénes saben más que nosotros, pero en su justa medida: Estas asociaciones pueden acabar con amistades y hacer pelear a las familias.

Considero que se debe formar un equipo mínimo capaz de sacar adelante el proyecto, y ya a medida que veas como funciona, podrás incorporar a los “profesionales de tus sueños”. Ni Google, ni Facebook, ni Twitter nacieron perfectos: Sus diseños, por ejemplo, dejaban mucho que desear, pero sobre la marcha, una vez que despegaron, se han hecho los ajustes que los tienen como hoy los conocemos. Pienso que es cuestión de paciencia y perseverancia. ¿No os parece?


6.- Seducir a tus trabajadores y socios

Al seguir hablando de equipos de trabajo esta parte me pareció muy importante: La diferencia entre “seducir” y “amenazar” a tus compañeros de emprendimiento, sean tus socios o tus empleados, y es que a estos últimos, aunque les pagues por su trabajo, si no logras que se enamoren de tu proyecto no obtendrás el 100% de su capacidad.

Cuentan que Jobs tenía un carisma personal que mantenía motivados a los empleados: Su entusiasmo contagioso fue la razón por la que el personal que diseñó el primer Mac se pasó tres años seguidos trabajando 90 horas a la semana. Cuando un empleado se entrega a un proyecto, el mejor incentivo es verlo culminado con la mayor calidad porque se siente parte de la empresa y por ende, de su éxito.

La verdad no tengo empleados propios, pero cuando he desempeñado puestos de mando en empresas de otros, he vivido en carne propia aquello de que es mejor usar “la zanahoria que el palo”: Siempre vale más motivar que obligar. No entiendo porqué le cuesta tanto a los jefes comprender esto… Espero que cuando tenga mis propios empleados lo recuerde con claridad. Creo que la clave es, como en la vida misma, ponerse siempre en la piel del otro. Así es más fácil tener una perspectiva de las cosas que se piden y cómo se piden.


7.-La calidad como religión

Cuentan que en la víspera del lanzamiento del primer iPod, los empleados del staff se pasaron la noche entera sustituyendo las clavijas de los auriculares porque Jobs consideraba que no hacían “click” de la forma precisa y deseable. Mantener un criterio de calidad es fundamental para los emprendedores: No debemos dejarnos llevar por lo fácil, por lo práctico, o por “lo que vende”.

“Ten un criterio de calidad. Algunas personas no lo usan para crear el ambiente de excelencia que se espera”, decía Jobs.

Comprometerse con hacer un trabajo de calidad es fundamental para el desarrollo de una idea: No puedes dejar las cosas a medias, conformarte con “lo que hay”. Aspira a más, pero sin detenerte. No se trata de que tengas que sacar un producto perfecto a la primera, se trata de saber que todo es mejorable. Lograrlo es un punto diferencial sumamente importante.

“La calidad es más importante que la cantidad. Un ‘home run’ es mucho mejor que dos dobles”.

Supongamos que te mueves, como yo en el mundo del marketing y la comunicación: Si bien solemos ver que lo que vende es lo “amarillista” y “sensacionalista”, no podemos conformarnos con darle a la gente más de lo mismo. Hay que evolucionar hacia los mensajes y contenidos de calidad, aunque te lleven más tiempo y esfuerzo, porque esos que a la gente también le interesan. Calidad más allá que la cantidad y que la inmediatez… Tener tiempo para detenerse a pensar es fundamental para poder hacer cosas de calidad.


8.-Aprender del fracaso

Los emprendimientos son complicados y arriesgados: Nadie sabe a ciencia cierta lo que va a pasar, y esa incertidumbre suele darnos miedo. Al algunos incluso los paraliza. La posibilidad del fracaso está a la vuelta de la esquina y sin duda, es una alta probabilidad de que suceda, el secreto está en cómo lo aceptes: Una derrota o una lección.

“Soy la única persona que sabe perder un cuarto de millón de dólares en un año. Es muy constructivo”, decía Jobs.

En el discurso de Stanford, Jobs recordó cuando lo despidieron de Apple, la propia empresa que había fundado. Si bien lo contó como anécdota, destacando que “muchas veces la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza”, recuerda que gracias a que lo despidieron pudo conectar con su parte más creativa de nuevo y entonces con la experiencia acumulada en su trayectoria:

“La pesadez de tener éxito fue reemplazada por la iluminación de ser un principiante otra vez. Me liberó y entré en una de las etapas más creativas de mi vida. Durante los siguientes cinco años, fundé una compañia llamada NeXT, otra empresa llamada Pixar, y me enamoré de una asombrosa mujer que se convirtió en mi esposa”.

Jobs no se sentó en una esquina a quejarse de que lo habían despedido. No se conformó con cobrar la ayuda por desempleo (si es que existe en EEUU), ni se quedó pasmado echando curriculums a ver si alguien lo llamaba para ofrecerle un puesto en que ganaría un sueldo para vivir y poco más. Lo volvió a intentar. Buscó de nuevo conectar con lo que le apasionaba y se atrevió a emprender de nuevo… Por algo dicen que esto de emprender es adictivo.

“A veces cuando innovas, cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente, y seguir adelante apostando por tus otras innovaciones”, decía Jobs.

Lo importante: Aprender de los errores y comprender de una vez por todas, que el fracaso es una de las mayores fuentes de aprendizaje.


9.- Arriesgar por la idea

Cuando estamos emprendiendo y le contamos a nuestros amigos o familiares la idea que tenemos en mente, una de las cosas que suelen preguntar es ¿cuál será el modelo de negocio? o lo que es lo mismo: De dónde sacarás el dinero. Jobs, si bien tuvo éxito en sus proyectos, reflexionaba:

“Ser el hombre más rico en el cementerio no me importa… Ir a la cama por la noche diciendo que hemos hecho algo maravilloso… ESO es lo que me importa”.

Hay negocios que nacen sin saber como se van a rentabilizar, por ejemplo Twitter. Y eso no quiere decir que no sea un emprendimiento exitoso. Si bien lo idea es partir con un modelo de negocio que te permita los ingresos para cubrir los gastos y obtener ganancia, estoy convencida de que si haces lo que realmente te gusta, encontrarás la forma de rentabilizar tus esfuerzos y vivir haciendo lo que te gusta es una ganancia en sí misma, ¿no?


10.-El momento es ahora

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”, dice un refrán popular, muy sabio por cierto. Y es que si bien hablamos de que la vida es corta ¿a qué vamos a esperar? Decía Jobs:

“¿Quieres perder el resto de tu vida vendiendo agua edulcorada o quieres una oportunidad para cambiar el mundo?”

Es importante comprender que las condiciones para emprender nunca serán 100% favorables: El momento perfecto es ahora. Hay que arriesgar e intentar. Después de todo, lo peor que te puede pasar es que debas intentarlo de nuevo… ¿A qué esperas para emprender?

Links: 

- 10 Golden Lessons from Steve Jobs (Ririanproject.com)

- “Encontrad lo que amáis” (El País)

- Los diez mandamientos del éxito de Steve Jobs (El Correo)

- Steve Jobs, 25 frases del genio de Apple (Ideal)

lunes, 10 de octubre de 2011

“Ou nan lahay ou”. ¡Estás en tu casa!


(ANS – Puerto Príncipe) - El sábado 8 de Octubre, dentro del viaje oficial que su Majestad la Reina Doña Sofía ha realizado en Haití, visitó acompañada de Doña Soraya Rodríguez Ramos, Secretaria de Estado para la Cooperación Internacional y de Don Manuel Hernández Ruigómez, Embajador de España en Haití, la obra educativa que los salesianos han puesto en marcha en Gressier, a escasos kilómetros del epicentro que asoló Haití en Enero de 2010.
La Reina Doña Sofía fue recibida al llegar a las instalaciones por el Padre Agustín Pacheco, director de MISIONES SALESIANAS y por el padre Sylvain Ducange superior de la provincia salesiana de Haití. Nada más entrar, Doña Sofía recibió el cariño de los 176 menores que ya acuden al Centro Educativo cantando “ou nan lakay ou”, estás en tu casa. Su majestad descubrió una placa conmemorativa de la visita y cortó simbólicamente una cinta dando de esta manera el inicio oficial a las actividades educativas que se realizan en este centro.
Los pequeños ofrecieron a su Majestad danzas típicas y cantos como  “Aleluya Haití” y “Dame vida”, dos canciones con las que expresan el deseo de todo el pueblo haitiano y que también reflejó el padre Sylvain en su discurso de bienvenida: “Frente a edificios y casas en ruina, en un país sin ninguna estructura consistente, como cualquier visitante, enseguida os habréis dado cuenta de que, con tantos niños y jóvenes por todas partes, Haití es un pueblo que nunca se va a cansar de gritar, y nosotros con él, ¡NO a la muerte! ¡SI a la VIDA!“
La Reina Doña Sofía quiso estar cerca de los niños y antes de comenzar su visita por los pabellones que albergarán la escuela primaria y la escuela secundaria quiso saludar uno a uno a aquellos pequeños que le dieron la bienvenida. Durante el acto, ofrecieron a la reina una taza de café, un pequeño gesto que representa la hospitalidad del pueblo haitiano que siempre desea ofrecer lo mejor a sus invitados, aún estando en un momento difícil.
Antes de marcharse, doña Sofía mostró su interés en conocer los dos internados ya construidos puesto que la lluvia no había permitido visitarlos antes, tal y como estaba programado. Esta visita fue un momento emotivo, puesto que los 46 internos que allí habitan decidieron, de manera espontánea, despedir a la Reina cantando “Yo quiero tener un millón de amigos”.
Aún así la obra salesiana de Gressier no está completa. Actualmente se está construyendo un Pabellón Multidisciplinar, una Escuela Agrícola que contará a su vez con cuatro internados propios para aquellos jóvenes que debido a su edad decidan optar por una formación técnica. El padre Sylvain en su discurso hizo también referencia a la importante apuesta por la educación que MISIONES SALESIANAS con la colaboración del pueblo español está llevando a cabo en Haití. “Si la educación es la base del desarrollo, invertir en educación es trabajar por un mundo más justo y humano.  Es vuestra convicción y también la nuestra.”